0 3 mins 1 mes

No todas las buenas películas triunfan, y un pinchazo en taquilla suele equivaler a que acaben un tanto olvidadas. Ese es el caso de ‘¡Han llegado!’, un thriller de ciencia ficción protagonizado por Charlie Sheen en 1996 que este viernes 22 de marzo va a desaparecer del catálogo de Amazon Prime Video. Os recomiendo que aprovechéis la oportunidad para darle una oportunidad si todavía no la habéis visto.

‘¡Han llegado!’ es también la película que David Twohy dirigió justo antes de ‘Pitch Black’, el notable largometraje que introdujo en nuestras vidas al inolvidable Riddick de Vin Diesel. En esta ocasión utiliza el tropo de una invasión alienígena para explorar de paso cómo su protagonista va perdiendo la cabeza a medida que se desarrolla todo, introduciendo además el concepto cada más latente del calentamiento global.

Una película a rescatar

Con una convincente interpretación de Sheen, quien poco antes había demostrado su credibilidad como héroe de acción en la entretenida ‘Velocidad Terminal’, ‘¡Han llegado!’ juega con las posibilidades de las teorías de la conspiración para proponer un thriller de ciencia ficción que engancha y que lleva hasta las últimas consecuencias la historia que presenta. Aquí no hay giros aleatorios porque sí.


11 películas de ciencia ficción de los 90 que fracasaron injustamente y puedes ver en streaming y blu-ray11 películas de ciencia ficción de los 90 que fracasaron injustamente y puedes ver en streaming y blu-ray

Obviamente, no voy a decir que ‘¡Han llegado!’ sea una obra maestra olvidada o una joya imprescindible, pero sí que es una película muy estimable que en su momento quedó totalmente eclipsada por ‘Independence Day’. Como espectáculo es evidente que la cinta de Roland Emmerich brilla más, pero es que el título que nos ocupa no juega a eso.

Sí que tiene unos efectos especiales bastante competentes para la época y teniendo además en cuenta su ajustado presupuesto -costó 25 millones de dólares frente a los 75 millones de ‘Independence Day’-. Sin embargo, fue un enorme fracaso en Estados Unidos -en España también fue fatal con unos ingresos equivalentes a menos de 500.000 euros- y eso selló su destino.

En Espinof:

Source link

Ver fuente