0 2 mins 4 semanas

Potentes tornados azotaron este viernes los estados norteamericanos de Nebraska, Iowa y Texas, dejando al menos tres heridos.

Para las 6:30 de la tarde (hora del este), el Servicio Meteorológico Nacional había recibido al menos 42 informes de tornados.

Medio de comunicación reportaron que un tornado arrasó las afueras de Lincoln, Nebraska, «arrancando tejados de las casas» y volcando coches. Algunas viviendas de la zona fueron barridas y que ahora «ya no existen».

Las autoridades estiman que las fuertes tormentas continuarán hasta el domingo 28 de abril y aseguran que el sábado pudiera ser el día más peligroso. CNN añadió que el episodio climático «puede traer ráfagas de viento dañinas, granizo del tamaño de pelotas de béisbol y fuertes tornados».



Ver fuente