0 4 mins 3 semanas

Los bonos venezolanos subieron a sus niveles más altos en tres meses a medida que JPMorgan Chase & Co. comienza a aumentar la ponderación de los instrumentos en los índices de deuda de mercados emergentes.

Los fondos han estado añadiendo deuda venezolana antes de su reponderación, proceso que comienza este 1 de mayo, y los bonos del Gobierno y de las empresas estatales han subido un promedio de alrededor del 20% este año, según datos recopilados por Bloomberg.

JPMorgan aumentará desde cero la ponderación de los instrumentos en la serie Emerging Market Bond Index durante un período de tres meses.

A pesar de permanecer en mora durante más de seis años, se ha reavivado la demanda de la deuda por parte de los operadores a medida que se acercan las elecciones presidenciales y el Gobierno de Caracas señala que está abierto a reestructurar eventualmente sus US$154.000 millones en préstamos, bonos y otras obligaciones en mora.

Los bonos del Gobierno con vencimiento en 2027 se negocian en torno a los 21,5 centavos por dólar y los de la petrolera estatal PDVSA, con vencimiento en 2026, se acercan a los 12,5 centavos, según operadores y datos de precios indicativos recopilados por Bloomberg. Alrededor de US$53.000 millones en bonos serán reponderados, pero es probable que el impacto total del reequilibrio en los precios no se manifieste de inmediato.

Es probable que algunos de los bonos venezolanos se negocien cerca de los 25 centavos por dolar, dijo Francesco Marani, responsable de negociación de la firma de inversión Auriga Global Investors, con sede en Madrid.

La gran variedad de partidos de oposición de Venezuela se unió detrás de un solo candidato para competir contra el presidente —Nicolás Maduro— en julio, lo que aumenta las expectativas de que los observadores internacionales reconozcan la elección como justa. Esto se sumaría a los recientes acontecimientos políticos que han mejorado las perspectivas de los inversionistas para el país.

Si bien Estados Unidos restableció las sanciones petroleras debido a la falta de avances de Maduro en sus compromisos electorales, dejó una ventana abierta para las empresas que quieran seguir haciendo negocios en Venezuela y dio señales de que continúan las negociaciones con el Gobierno venezolano.

La “confianza del mercado ha estado mejorando recientemente”, dijo Ramiro Blázquez, jefe de investigación de Banctrust. “Parece que la oposición se está volviendo más pragmática, una dosis necesaria y largamente esperada de realpolitiks”.

JPMorgan había recortado a cero la ponderación de los bonos en sus índices de referencia de mercados emergentes en 2019 en medio de las sanciones estadounidenses.

Con información de Bloomberg

Ver fuente