0 3 mins 3 semanas

La zona sur de la ciudad de Valencia, capital del estado Carabobo, se volcó a las calles -la tarde de este viernes- por la visita del candidato a la presidencia de la República,  Luis Eduardo Martínez, quien recorrió las comunidades Los Caobos, José Gregorio Hernández, Araguaney, La Castrera, El Concejo, José Regino Peña y Los Laureles.

Previo al inicio de la movilización, Martínez reiteró que entre sus prioridades, una vez electo presidente, está el rescate de la zona industrial de la entidad y se comprometió a decretar, en los estados Carabobos y Aragua, una Zona Económica Especial (ZEE) para hacer de esta región un referente de desarrollo y prosperidad nacional.

El también rector universitario, con años de ejercicio profesional en la mencionada entidad, explicó a los medios de comunicación que lo abordaron que tiene experiencia trabajando de la mano con las más importantes empresas que hacen vida en el parque industrial, a las cuales apalancará desde Miraflores para reimpulsar al sector.

Alumbrones nacionales

Martínez también se refirió a la necesidad de reestructurar y mejorar el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) aseverando que es clave para la recuperación de la economía venezolana: “No hay desarrollo sin un servicio eléctrico adecuado”, señaló.

De igual forma fijó posición con respecto a las constantes fallas de electricidad que el interior del país vive constantemente: “Lo que está pasando en Carabobo es lo que pasa en todo el país. En Venezuela ya no hay apagones, hay alumbrones”, dijo.

Bono no es salario

Una vez más, el abanderado opositor se refirió a la propuesta que, como bancada de oposición, realizaron ante la plenaria de la Asamblea Nacional, en la que piden $200 de salario, no de bonificaciones que, al final no repercuten en beneficios para los trabajadores venezolanos.

“El ajuste que se realizó del llamado bono de guerra económica no impacta en vacaciones, fideicomiso, aguinaldo, prestaciones. No resuelve el problema de los venezolanos (…) Me dicen aquí en Valencia que el aumento no alcanza ni para una Harina Pan”, refutó.

En la misma declaración dijo que hoy los venezolanos están decididos a cambiar la tragedia que viven. “Pacíficamente y electoralmente, el 28 de julio, se producirá el cambio que todos soñamos”, concluyó.



Ver fuente