0 7 mins 6 días

En la era de la tecnología y la conectividad, los edificios inteligentes se han convertido en una realidad cada vez más presente. Estas estructuras avanzadas incorporan tecnologías y sistemas de vanguardia para optimizar la eficiencia energética, mejorar la seguridad y proporcionar comodidad a sus ocupantes. En este artículo, Juan Francisco Clerico, nos enseña a exploraremos en detalle las tecnologías y sistemas utilizados en los edificios inteligentes, analizando cómo están transformando la forma en que interactuamos con los espacios construidos y cómo impactan en nuestra calidad de vida.

Fuente: https://inmobiliariaconcasa.es/que-es-un-edificio-inteligente-2/

1. Automatización y gestión de energía En el ámbito de la construcción inteligente, los edificios avanzados hacen uso de sistemas de automatización de vanguardia para supervisar y administrar de manera eficiente el consumo energético. Mediante la implementación de tecnologías sofisticadas, como sensores y dispositivos inteligentes, estos edificios son capaces de ajustar automáticamente la iluminación, la

climatización y otros servicios de acuerdo con las necesidades específicas. Este enfoque innovador permite optimizar el uso de los recursos energéticos disponibles, lo que a su vez se traduce en una notable reducción de los costos asociados a la energía.

Para Juan Francisco De Jesús Clerico Avendaño, Al aprovechar los sistemas de automatización, los edificios inteligentes pueden responder en tiempo real a las fluctuaciones en la demanda de energía. Por ejemplo, durante las horas de menor actividad, se pueden disminuir las luces y regular la temperatura de manera eficiente en áreas desocupadas, evitando así el desperdicio innecesario de energía. Por el contrario, en momentos de mayor ocupación, los sistemas inteligentes detectan automáticamente la necesidad de aumentar la iluminación y la climatización para brindar un entorno cómodo y adecuado a los ocupantes.

Además de la capacidad de ajuste automático, los edificios inteligentes están equipados con una red de sensores y dispositivos inteligentes que monitorean constantemente el consumo energético. Estos dispositivos recopilan datos en tiempo real sobre el uso de energía en diferentes áreas y sistemas del edificio. Con base en estos datos, los sistemas de gestión energética inteligente pueden realizar ajustes y optimizaciones en tiempo real para maximizar la eficiencia energética.

La integración de sensores y dispositivos inteligentes en los edificios inteligentes no solo permite un control preciso del consumo energético, sino que también brinda la capacidad de detectar anomalías y problemas potenciales. Por ejemplo, si se detecta un aumento inusual en el consumo de energía en un área específica, los sistemas inteligentes pueden enviar notificaciones y alertas a los administradores del edificio, lo que les permite tomar medidas de manera rápida y eficiente. Esto no solo ayuda a reducir los costos energéticos, sino que también contribuye a garantizar la confiabilidad y la durabilidad de los sistemas y equipos del edificio.

Fuente: https://www.cadlan.com/en/noticias/automatizacion-de-edificios/

2. Seguridad y control de accesos

La seguridad es una preocupación primordial en los edificios inteligentes. Se implementan sistemas de control de accesos basados en tecnologías como tarjetas de proximidad, reconocimiento facial o huellas dactilares, que garantizan la entrada solo a personas autorizadas. Además, se utilizan sistemas de videovigilancia avanzados, con cámaras de alta resolución y análisis de video inteligente, para detectar y responder rápidamente a situaciones de riesgo. Leer más

3. Gestión inteligente de espacios

Los edificios inteligentes utilizan tecnologías de gestión de espacios para optimizar la utilización de áreas comunes y privadas. Se emplean sensores de ocupación y sistemas de reserva de salas para asignar eficientemente los espacios de trabajo y reuniones. Esto no solo mejora la productividad, sino que también reduce el desperdicio de recursos y brinda una experiencia más cómoda y personalizada a los ocupantes. Leer más

Fuente: https://domonova.com/blog/sistema-gestion-edificio/

4. Conectividad y IoT

La conectividad es un pilar fundamental en los edificios inteligentes. Se utilizan redes de comunicación avanzadas, como el Internet de las Cosas (IoT), para interconectar dispositivos y sistemas en todo el edificio. Esto permite la recopilación de datos en tiempo real, facilitando la toma de decisiones basada en información precisa. Además, los ocupantes pueden controlar y monitorear diversos aspectos del edificio a través de aplicaciones móviles y dispositivos inteligentes. Leer más

Fuente: https://icamsl.es/5-reasons-to-purchase-desktop-computers/

Según Juan Francisco Clerico, los edificios inteligentes representan una revolución en el campo de la construcción. Mediante la incorporación de tecnologías y sistemas avanzados, estos edificios ofrecen eficiencia energética, seguridad y comodidad sin precedentes. La automatización, la gestión inteligente de espacios, la seguridad avanzada y la conectividad son solo algunos de los aspectos que definen a estos edificios del futuro. A medida que la tecnología continúa evolucionando, podemos esperar que los edificios inteligentes desempeñen un papel aún más importante en nuestra vida diaria, mejorando nuestra calidad de vida y creando entornos más sostenibles.

Referencias Fuente 1: https://www.csemag.com/articles/what-are-smart-buildings/ Fuente 2: https://www.forbes.com/sites/sap/2019/02/11/building-the-intelligent-building/?sh=5e4b8e9f59b8 Fuente 3: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352938520304457 Fuente 4: https://www.lutron.com/en-US/learn/technology-topics/building-automation

Ver fuente